Impuesto a las grandes fortunas, ¿Cómo esquivarlo?

  • por Josep Mª Reichardt
  • hace 2 meses
  • Noticias
  • 1
Grandes fortunas. Imagen de billetes y lingotes de oro.

Impuesto a las grandes fortunas, ¿Cómo esquivarlo? Dice el dicho popular que en España hay dos tipos de ciudadanos, los ricos y los que pagan impuestos. Este tema se ha puesto encima de la mesa como elemento de debate desde el pasado mes de septiembre. Lo cierto es que hay que ser previsor, sobre todo si se gestiona una empresa familiar y los impuestos no solo afecta a uno mismo sino que inciden en una buena parte de la propia familia.

Esto es evidente si analizamos la carga tributaria que soportan las 35 empresas del Ibex que, sobre los beneficios que obtienen, no alcanza más que el 3 o el 4%. El resto, hasta el 35% que deberían tributar responde a todo tipo de exenciones y excepciones que figuran en la «letra pequeña» de los Presupuestos Generales del Estado, aquí el «Gran Maestro de la Letra Pequeña» fue Durán i Lleida que desde su suite del Palace y al servicio de las grandes empresas, ponía la coma en el redactado de las leyes tributaria de manera que las grandes empresas tributaban menos por sus ingresos que cualquier jubilado. Por ejemplo la exención por doble imposición de dividendos.

La siguiente categoría de los que menos tributan son los profesionales liberales y los empresarios que, de sus ingresos pueden deducirse los gastos que necesitan para obtener estos ingresos, incluidas las cuotas del leasing de su Mercedes Benz…

Por último están los grandes contribuyentes a las arcas del Estado que son los trabajadores por cuenta ajena y los pensionistas. Todos sus ingresos están declarados, apenas pueden deducirse una miseria y, a diferencia de empresas y autónomos, tributan dos y tres veces por los mismos ingresos, por ejemplo sobre los ingresos íntegros tributan el IRPF sin poderse deducir los gastos necesarios para obtener estos ingresos, si compran algún producto o servicio con estos ingresos tributan el IVA que no pueden deducirse, cuando se jubilan vuelven a tributar el IRPF por los ingresos que obtuvieron mientras trabajaban que ya tributaron y que ahora les permiten cobrar la pensión, y cuando se mueren sus herederos deben pagar el impuesto de sucesiones…

Cuando el gobierno está formado por los partidos de derechas avanzan las reducciones de los impuestos directos a los más ricos, o lo que es lo mismo retroceden las ventajas del Estado del Bienestar (menos escuelas, menos sanidad, menos carreteras…). Total los ricos no necesitan escuelas públicas porque sus hijos van a escuelas privadas, no necesitan hospitales públicos porque se pueden pagar medicina privada, no necesitan transportes públicos porque pueden pagarse el transporte en vehículos privados.

Cuando gobiernan las izquierdas deben hacer un ejercicio de redistribución de la riqueza aunque sin subsanar las bases de la injusticia social lo que al final resulta en un ejercicio de hipocresía. La conclusión es que los ricos son cada vez más ricos y que cada vez hay más pobres. Dentro de este ejercicio de redistribución de la riqueza avanza la tramitación del nuevo impuesto a las grandes fortunas: el Gobierno ha acelerado los trámites y quiere tenerlo listo antes de que termine el año.

Inmediatamente se han puesto en marcha consultas dirigidas a asesores fiscales y abogados expertos en ingeniería fiscal para esquivar o rebajar el gravamen. Hay varias estratagemas:

  • Splitting, que no es otra cosa que dividir el patrimonio, si el impuesto afecta a las fortunas de más de 3 millones de euros hay que dividir la fortuna familiar entre dos o más personas para eludir el impuesto.
  • Empresas Familiares: la tributación de la Empresa Familiar es muy favorable, llegando a obtener un 95% de exención en la tributación de los activos relacionados con la actividad empresaria.

En un esfuerzo de disimular su hipocresía el Congreso aprueba además de los impuestos a las grandes fortunas, otros a la banca y a las energéticas, aunque ya veremos si tienen algún efecto real en la recaudación porque aunque inicialmente se esperaba que el impuesto a la banca recaudara 1.500 millones anuales y el de las energéticas, 2.000 millones. Sin embargo, esta segunda cifra será sensiblemente inferior, ya que una enmienda pactada entre el Gobierno y el PNV deja fuera los ingresos procedentes de actividades reguladas. En definitiva es un ejercicio maniqueo de poner al lado de las grandes fortunas a las empresas que más se benefician de la crisis que nos afecta a todos, como son los bancos y las energéticas. Los tres nuevos impuestos (banca, energéticas y grandes fortunas) han pasado este jueves 24 de noviembre de 2022 su trámite definitivo en el Congreso y pasarán al Senado para su aprobación y entrada en vigor el próximo 1 de enero. El Gobierno se ha asegurado el apoyo de sus socios parlamentarios habituales para poder sacar adelante las nuevas figuras fiscales.

Los representantes de los ricos han rechazado la medida con 152 diputados que han votado en contra, incluyendo al PP, Vox, Ciudadanos, Navarra Suma o Foro Asturias. La norma pasará al Senado con el rechazo de la bancada de la derecha. PP, Vox y Ciudadanos han rechazado en bloque estas medidas y han advertido que es susceptible de ser recurridas y anuladas en los tribunales argumentando que el impuesto va a suponer una doble tributación.

La norma ha incluido nuevas enmiendas sobre otras reglas fiscales. La más destacada es la que afecta a los incentivos fiscales para la producción audiovisual de películas y series. Entre otras cuestiones, el límite máximo se mantiene en los 10 millones de euros en el caso de las series, aunque antes era por temporada y ahora será por capítulo. Esto beneficiará, entre otros, a las grandes plataformas de streaming por sus producciones en España, como Netflix, HBO Max o Amazon.

Publicación anterior

Problemas legales de tu vivienda

Siguiente publicación

Mejores destinos para teletrabajar

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar
Buscar
Rango de precio Desde A

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies