¿Qué es una villa?

En este artículo explicamos con detalle lo que es una villa para ayudar a conocer las diferencias entre diferentes tipos de inmuebles.

Villa es un término con varios usos en distintos tipos de poblaciones y a ciertos estilos particulares de vivienda. En su sentido clásico, una villa es una población que cuenta con algunos privilegios que la diferencian de las aldeas o los pueblos, pero que no llega a ser considerada como una ciudad.

Villa se trata, de un tipo de núcleo poblacional que surgió en la Edad Media, ya que en las villas medievales solían vivir los artesanos y los comerciantes, diferenciándose de los pobladores rurales.

La mayoría de estas villas lograron evolucionar tanto en infraestructura como en cantidad de pobladores hasta convertirse en ciudades. Una villa, por otra parte, es una casa de recreo que se sitúa en un lugar aislado, generalmente en el campo.

Origen de la palabra Villa

La palabra Villa tiene su origen en las costumbres de las clases altas de la antigua Roma, específicamente desde la configuración original de las villas romanas, su concepto y función han evolucionado considerablemente a lo largo del tiempo.

Ventajas de tener una Villa en una Zona Costera

Tener una villa privada en la zona costera se traduce en una privacidad superior, ya que este tipo de residencia privada incluye una alberca propia y mucho espacio donde residirán los integrantes de su grupo, siendo un lugar incomparable y espacioso.

Además, si se encuentra ubicada cerca de la zona costera cuenta con los siguientes beneficios para sus habitantes:

  • Mejora los problemas respiratorios: Motivo principal es que se respira yodo del mar de manera continuada, aliviando a estos pacientes que sufren de dolores derivados de sus dolencias.
  • Estabiliza la tensión arterial: Personas que viven en poblaciones a nivel del mar tienen un control del eje hormonal mejor, así como una frecuencia cardíaca equilibrada.
  • Combate las infecciones: El yodo ayuda a erradicar las infecciones, sobre todo interactúa con el sistema respiratorio y ocular. Los niveles de yodo en el organismo están directamente relacionados con el mayor o menor poder del sistema inmunitario.
  • Bañarse en el mar en invierno: actividades como la natación o el buceo son aconsejadas a pacientes con problemas de retención de líquidos y pesadez en las piernas, debido que el agua brinda una ligera presión en los tejidos corporales y los órganos.

De esta manera, moviliza y erradica los líquidos que se concentran en el tejido celular subcutáneo. El deporte bajo el agua también es bueno para disminuir y erradicar las varices, ya que ejerce presión sobre las venas y favorece su drenaje.

  • Favorece el metabolismo: en una atmósfera en la que el yodo está las personas experimentarán una normalización en la generación de hormonas tiroideas, de igual manera una mejor absorción de principios como el fósforo, el magnesio y el calcio.
  • reduce el estrés: la ionización negativa existente en la brisa marina ofrece que los niveles de serotonina se incrementen y, con ello, se disminuya la ansiedad. La serotonina es el elemento regulador del estrés y la ansiedad en el cuerpo
  • Ayuda a cicatrizar la piel: Las sales en el agua marina, como el yodo son sustancias que mejoran la cicatrización de heridas que sean superficiales. También es muy bueno para erradicar el acné y otros problemas cutáneos.

Publicación anterior

¿Qué es un chalet?

Siguiente publicación

¿Qué es una casa pareada?

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies