Coach inmobiliario

  • por Dieter W. Heinichen
  • hace 8 meses
  • Noticias
  • 1
Coach inmobiliario

El término coach inmobiliario aparece cada vez más en algunas redes sociales para inmobiliarias y blogs especializados del sector. Procede del término inglés coach, que significa entrenar o entrenador que si lo expresáramos según la terminología clásica le llamaríamos mentor.

El coach recoge un conjunto de técnicas y conocimientos mediante los que una persona busca el camino más eficiente y eficaz para cumplir sus objetivos. Para lograrlo, el entrenador o coach utiliza los recursos, capacidades y habilidades de cada individuo o miembro del equipo.

¿Qué es el coach inmobiliario?

Coaching Inmobiliario es un desarrollo y entrenamiento de las habilidades de comunicación y de liderazgo que fomentan el autoconocimiento de cada persona que opera en el sector inmobiliario y el contacto y la relación de esta persona con su entorno, el coaching inmobiliario está orientado al desarrollo de capacidades en un entorno laboral del profesional inmobiliario.

Las personas que trabajan en el sector inmobiliario, como resultado de un proceso de coaching, desarrollan un conocimiento profundo de sus mejores habilidades y capacidades y de los medios de que disponen para lograr sus objetivos.

Ser coach inmobiliario comporta una calificación profesional adicional para los agentes y brókeres inmobiliarios que consiguen combinar conocimientos especializados del sector inmobiliario con las habilidades de un coach personal o sistémico.

Cualquiera que trabaje en asesoramiento al cliente inversor en bienes inmuebles, o simplemente si un cliente quiere vender o comprar una vivienda o que se dedique a la intermediación y corretaje en el sector inmobiliario se enfrentará a factores humanos o personales relacionados y que afectarán al negocio inmobiliario, además de los temas propiamente inmobiliarios.

Gracias a la competencia adicional adquirida gracias al  coaching inmobiliario podrá hacer frente tanto a los problemas técnicos como a los personales que surjan en la negociación.

El coach inmobiliario es más que un agente de la Propiedad Inmobiliaria, es un compañero en el proceso de compra o venta de un inmueble, tanto si se trata de una inversión en bienes raíces como si se trata de una vivienda particular. Como asesor inmobiliario el coach puede ofrecer a sus clientes un soporte global integral y un apoyo que no se limita a aclarar cuestiones o preguntas puramente técnicas.

En el coaching inmobiliario intervienen dos personas, una es el entrenador que guía al entrenado (coachee) para que mejore sus habilidades. Juntos forman un equipo que colabora compartiendo conocimientos y diseñando un plan de acción para lograr unos objetivos previamente pactados.

Es habitual en el coaching que haya entrevistas personales que permitan al coach el seguimiento del proyecto y la comparación de los objetivos con los resultados. Para que el coach pueda ejercer su labor de forma eficaz, es necesario que conozca el sector de su coachee, por eso han surgido profesionales especializados en distintos sectores. El coach inmobiliario nos proporciona un asesoramiento de un profesional que nos apoya y acompaña a través de un viaje en el que aprenderemos de nosotros mismos a aflorar y potenciar ciertas habilidades.

Es importante distinguir que un coach inmobiliario no enseña técnicas de venta, marketing inmobiliario, ni cómo vender más fincas. Un coaching inmobiliario te permitirá conocer y aflorar tus habilidades, potenciar las que no estás utilizando y que te pueden ayudar a alcanzar los objetivos que te has marcado.

El proceso de coaching para inmobiliarias sigue los siguientes pasos:

  • Observa
  • Toma de conciencia
  • Actúa
  • Mide los resultados

El coach inmobiliario desarrolla aquellas facetas de tu personalidad que pueden marcar la diferencia en la determinación y consecución de objetivos respecto a la competencia o entre tus compañeros de profesión:

  • Iniciativa
  • Planificación
  • Adaptabilidad
  • Sociabilidad
  • Honestidad
  • Trabajo en equipo

Orientación a resultados

El conocimiento adquirido mediante el coaching no solo le permite al agente o bróker inmobiliario ampliar su gama de servicios en consecuencia, sino que también es útil en conversaciones de ventas y negociación, así como en todas las relaciones interpersonales, incluso en la esfera privada.

El mundo digital está cambiando las reglas: hace unos años era interesante invertir en un videoclub, ahora existe Netflix. El mundo está cambiando y la forma de gestionar una agencia inmobiliaria exitosa también. El coach inmobiliario puede aumentar clientes en mi inmobiliaria

Estamos en una nueva Era donde el comportamiento de los consumidores ha evolucionado a la hora vender y comprar una casa, así como las inversiones en bienes inmuebles. Si eres un bróker o un agente inmobiliario con experiencia sabes muy bien de lo que te estoy hablando. Prospectar a puerta fría cada vez cuesta más. Si no eres visible digitalmente, has perdido antes de empezar.

Deben de verte como experto inmobiliario, pero debemos afrontar varios problemas:

  • Existe tanta información en Internet sobre las compraventas en el sector inmobiliario, que puede confundir a los clientes.
  • La competencia de las agencias inmobiliarias digitales que quieren acabar con el modelo tradicional.
  • La conectividad de las personas que cada vez usan más las redes sociales para buscar información.

Con la calificación adicional «entrenador en bienes inmuebles» (coach inmobiliario), te destacas claramente de la «oveja negra» en la industria de corretaje o inmobiliaria convencional y muestras tu competencia en el área interpersonal. Tus habilidades y competencias de asesoramiento crean confianza, transmiten credibilidad y pueden así contrarrestar la mala imagen de un broker tradicional del sector.

Con el asesoramiento inmobiliario, confía conscientemente en el contacto personal de persona a persona como complemento a la digitalización en curso del negocio inmobiliario común. Desata el poder que hay en ti: Es muy importante que salgas de tu zona de confort adoptando una mentalidad de crecimiento. Incorpora una visión de futuro, formándote y enfocándote en los objetivos que quieres conseguir mañana.

Piensa si te sientes identificado con alguna de estas frases:

  • Te da la sensación de que al finalizar el día no has hecho nada o por lo menos nada importante?
  • Ves cómo las cosas más importantes que tenías anotadas en tu agenda se van quedando sin hacer porque tienes que apagar fuegos, atender a reclamaciones y hacer tareas administrativas que te llevan mucho tiempo?
  • Tienes miedo a perder oportunidades por no saber cómo innovar en tu negocio inmobiliario?

Por último, pero no menos importante, el coaching también sirve para su desarrollo personal y expansión de la conciencia.

¿Qué hace el coach inmobiliario por sus clientes?

  • Encontrar una solución al problema inmobiliario
  • Acelerar y aumentar el éxito del negocio inmobiliario
  • Mejorar las relaciones vinculadas
  • Desarrollo personal
  • El uso del coaching inmobiliario en la práctica:
  • No puedes captar y vender sin tener visibilidad en Internet
  • No puedes estar en Internet sin generar confianza digital.
  • No puedes estar en Internet sin tener una buena reputación digital
  • Mentalidad de crecimiento para salir de la zona de confort
  • Método para generar contactos y trabajar con referidos
  • Marketing inmobiliario de atracción para generar contenidos que te conviertan en el referente de tu zona
  • Cuando entiendes que es necesario tener una meta y objetivos bien definidos que te ayuden en el día a día a enfocarte en lo realmente productivo, verás que captar y vender es más fácil.
  • Transformar sus negocios para vender más en esta Era Digital.

Cuestiones humanas relacionadas con el negocio inmobiliario

  • Problemas de relación (separación, divorcio, sociedades…)
  • Conflictos familiares (sucesiones, situaciones de separación, etc.), vínculos emocionales.
  • Cuestiones personales como objetivos de vida, identidad, falta de claridad y capacidad de toma de decisiones.

Un coach inmobiliario guía a sus clientes a través del tema de bienes raíces para resolver el tema de personalidad subyacente y así resolver el conflicto o el bloqueo. Para que esto tenga éxito, el coach debe haber entendido e integrado las relaciones, necesidades, la legalidad y sobre todo tener habilidades de comunicación y resolución de conflictos y el conocimiento correspondiente del coaching.

Samurái Marketing ofrece estos servicios de coaching y marketing digital y su CEO Robert Adell es formador y coach inmobiliario con más de 20 años de experiencia en el sector Actualmente asesora a más de 150 inmobiliarias españolas.

Publicación anterior

Taquillas inteligentes

Siguiente publicación

Mejores Inmobiliarias

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies