Rango de precios: De a

Comparar listados

Qué es el Alquiler Vacacional

Se considera como Alquiler Vacacional (también conocido como Alquiler Turístico) aquel arrendamiento de una propiedad en que la estancia del inquilino tiene un máximo de hasta 31 días y en donde el propietario concede a dichos inquilinos una vivienda amueblada y equipada para que sea utilizada de forma inmediata a cambio de un precio diario. El propósito habitual es de generar un ingreso extra para inmuebles de segunda residencia a los que se da poco uso aunque cada vez más es una forma de inversión segura.

Este tipo de alquiler es muy utilizado en las zonas turísticas como opción para las estancias  de los viajeros, pero es importante mencionar que dichas viviendas deben contar con la regulación de la normativa local o en su defecto de la Ley de Arrendamientos Urbanos, para la protección del arrendatario y del arrendador.

Normativa legal

Las viviendas que vayan a ser destinadas para Alquiler Vacacional deben estar inscritas en registro de viviendas para uso turístico en donde le informaran al propietario cuales son los requisitos mínimos que debe poseer el inmueble para el alquiler del mismo.

Según la ubicación de la propiedad, la renta de la misma se puede regir por la Ley de Arrendamientos Urbanos, pero si la vivienda está ubicada dentro de un destino turísticos hay que considerar que estas zonas poseen regulaciones especiales que se deben tener en cuenta, ya que cada zona turística posee normativas distintas para el Alquiler Vacacional.

Cabe destacar, que todos los ingresos que se perciban por esta actividad económica se deben incluir en la declaración de la renta, es por esta razón que Hacienda ha establecido, el modelo 179 que aprueba que las empresas que intermedian en el alquiler como Airbnb o Booking.com suministren información acerca de las propiedades que se han anunciado en su plataforma.

Con este modelo Hacienda podrá verificar de una manera mucho más fácil los ingresos declarados por los propietarios que utilicen estas OTAs (OTAs (Agencias de Viaje Online u Online Travel Agencies en inglés).

Gestión del Alquiler Vacacional

El propietario de la residencia que será utilizada para Alquiler Vacacional debe entender que se convertirá en el titular de una actividad económica y que en consecuencia deberá responder por todo lo concerniente a la misma. Este tipo de propiedad puede ser gestionadas por sus dueños directamente o se puede delegar esta responsabilidad a una empresa, por ejemplo como es el caso de Property National que realiza la gestión integral.

Este tipo de empresas realizan la revisión del estado de la vivienda e inventario cuando se realice la entrada y salida del arrendatario, la solución de los episodios que puedan acontecer durante toda la vigencia del contrato, el seguimiento del pago de la renta de la vivienda o la limpieza tras la salida del inquilino. Es lo que se conoce como check-in.

Una de las gestiones más importantes que se debe realizar es, que el propietario tiene la obligación a realizar la comunicación correspondiente previa al inicio de actividad ante el Ayuntamiento de la localidad donde está el inmueble, suscrita por el dueño y por la empresa a la que se le delegará la vivienda, si procede. Es imprescindible asegurarse que no es ilegal la ordenación de usos del sector donde se encuentre ni por los estatutos de la comunidad inscritos en el Registro de la Propiedad. Se deben poseer los todos permisos al día, al igual que todas las condiciones necesarias según la Comunidad Autónoma en la que se encuentre, ya que estas regulaciones pueden variar de un modo u otro.

Las diferentes normativas para realizar Alquiler Vacacional de cualquier tipo de propiedad, según la zona turística donde se encuentre la vivienda, ha generado que existan demasiadas dudas y errores al momento de que el propietario coloque en el mercado la propiedad generando como resultado que por una pequeña confusión haya tenido que pagar cuantiosas multas.

Aspectos Legales del Alquiler Turístico

Al realizar el Alquiler Vacacional es importante poseer ciertos aspectos legales que aportaran más seriedad y tranquilidad en la relación inquilino – propietario, entre los cuales está el generar un contrato de alquiler donde se establezca por escrito todo lo concerniente con las obligaciones y los derechos que resultan del empleo de la vivienda.

Es importante notificar por escrito las directrices según las cuáles los huéspedes se deben comportar. Estas normas son un método muy profesional de vigilar que todo se haga de la mejor manera; sin generar ningún inconveniente a la propiedad o al vecindario.

Así como, solicitar una fianza que debe conceder el inquilino al propietario como garantía de que cumplirá con las obligaciones descritas en el contrato, su objetivo principal es el de proporcionar al propietario la posibilidad de utilizarla para cubrir los posibles destrozos o desperfectos en la propiedad, de no ser utilizado se devolverá el importe al finalizar la reserva.

El seguro Alquiler Vacacional es sumamente importante por que cubre al huésped como al propietario en cualquier situación posible que puedan suceder en este tipo de propiedad. Esta póliza es muy distinta a la que se emplea a una vivienda residencial que no se destina al Alquiler Vacacional, por lo que deberá ser contratado a través de una empresa especializada que aporte una opción que concuerde a estas necesidades.

Tarifas para el Alquiler Vacacional

El encontrar el punto exacto para colocar el precio de una propiedad que se vaya a utilizar para Alquiler Vacacional es algo muy complicado, por que si se coloca un precio muy bajo se puede perder dinero y se atrae a inquilinos que puede que no atiendan el inmueble de la mejor manera.

Si las tarifas son muy altas, es posible que no se obtengan los suficientes inquilinos para obtener un ingreso que cubra los gastos mínimos del inmueble o de obtener insatisfechos que sientan que han pagado de más.

Al poseer una propiedad para Alquiler Vacacional se debe poseer se forma organizada y controlada todos los gastos como por ejemplo las hipotecas, facturas e impuestos, los servicios de limpieza, reparaciones de emergencia, cuidados de las áreas verdes, costes de mantenimiento más a largo plazo e intermitentes, como el reemplazo de electrodomésticos, pintar la casa o reparar el techo entre otros; para de esta manera partir de allí para calcular el precio justo para el alquiler.

De igual manera, es importante tomar en cuenta los precios de otras propiedades de la zona que posean características y servicios similares, además de conocer las temporadas altas y bajas de la región que también van a incidir en el precio.

Más información

Si quieres más información sobre la gestión integral del alquiler vacacional de tu piso o apartamento contacta rellenando este formulario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies